Dientes amarillos

¿Has notado que en los últimos tiempos tus dientes han adquirido un color más amarillo de lo habitual? ¿Tienes los dientes amarillentos incluso llevando una buena rutina de higiene bucodental? Si es así, debes saber que es un problema muy habitual entre nuestros pacientes, por ello a continuación te vamos a contar las causas más frecuentes de los dientes amarillos y sus soluciones.

Y es que desde TUCES, tu clínica dental en Tarragona, somos conscientes de que a nadie le gusta lucir unos dientes amarillos y que resultan muy molestos, llegando a provocar complejos en el día a día de ciertos pacientes.

Por ello, si notas que tus dientes han adquirido una tonalidad amarillenta y no sabes por qué, lo primero que deberías hacer es pedir cita con tu dentista, para que analice la causa que ha provocado esa decoloración y busque la mejor solución para recuperar el blancor de tus dientes.

Principales causas que provocan los dientes amarillos

#1- Alimentación

alimentación

La alimentación es una de las principales razones por la que tus dientes pueden volverse amarillos, especialmente si eres un gran consumidor de café, que es uno de los productos que más pueden amarillear los dientes.

Pero el café no es el único alimento que puede provocar esa coloración, ya que otros como el té negro, los refrescos, el vino tinto, el chocolate o determinadas frutas como la granada o los arándanos, también podrían provocar unos dientes más amarillos y descuidados de lo habitual si se consumen en exceso, debido a sus altas dosis de pigmentación.

“Alimentos como el café, el té negro, el vino tinto o el chocolate afectan directamente a la coloración de los dientes”.

Otros alimentos que son muy saludables como las zanahorias, tomates y las espinacas, también podrían amarillear los dientes por su alta cantidad de carotenos.

Y aunque no se trata de un alimento, también hay que destacar al tabaco, que es la principal causa que no permite mantener los dientes blancos.

#2- Higiene bucodental

Higiene bucal

Llevar una buena rutina de higiene bucodental es fundamental para lucir unos dientes blancos y sanos, pero eso no significa que aun con una correcta higiene, los dientes puedan tomar una tonalidad amarillenta.

Cepillarse los dientes durante dos minutos después de cada comida, utilizar el hilo dental y colutorios, así como realizarse limpiezas dentales en tu clínica es clave no solo para mantener los dientes blancos, sino también para evitar problemas de salud como la gingivitis, la halitosis o la periodontitis.

#3- Medicación

Medicamentos

Existen ciertos medicamentos que pueden teñir los dientes y hacerlos más amarillos, de modo que si eres una persona que consume medicamentos regularmente, es probable que con el paso del tiempo tus dientes adquieran un color más amarillo o grisáceo.

“Antibióticos con doxicilina o tetracilina podrían provocar problemas dentales en los más pequeños”.

Centrándonos en los más pequeños (niños de entre 7 y 10 años), los antibióticos con doxicilina provocan la decoloración dental, ya que se trata de una sustancia que contiene diferentes agentes que afectan al color de los dientes. Lo mismo ocurre con los medicamentos que contienen tetracilina, una sustancia que puede llegar a provocar alteraciones durante la formación de los dientes definitivos.

Ya en edad adulta, los antibióticos que más afectan a la coloración del diente son los antidepresivos y los antihistamínicos.

#4- El paso del tiempo

El paso del tiempo también afecta al color de los dientes, ya que está comprobado que conforme vamos envejeciendo, los dientes cada vez están más amarillos, independientemente de que cuidemos nuestra salud bucodental de la manera adecuada.

#5- Causas genéticas

Son muchas las personas que tienen los dientes amarillos por causas genéticas, de la misma forma que otras lucen unos dientes blancos y radiantes por naturaleza. El color de los dientes variará en función de la genética de cada persona, ya que existen ciertos condicionantes genéticos que inciden enormemente en el color de los dientes.

Enfermedades congénitas como la amelogénesis imperfecta afectan directamente al esmalte y a la dentina, provocando un color amarillo o marrón en los dientes.

Posibles soluciones a los dientes amarillos

soluciones dientes amarillos

Aunque la tonalidad de los dientes variará en función de cada persona, existen ciertas soluciones y medidas preventivas que ayudarán a lucir unos dientes blancos, y a continuación te las vamos a contar:

  • Blanqueamiento dental:

Si quieres ponerle solución rápidamente a los dientes amarillos, la solución más eficaz sería un blanqueamiento dental. Es posiblemente el tratamiento de estética dental más eficaz, consiguiendo unos dientes mucho más blancos.

  • Carillas dentales:

Si no estás contento con la tonalidad de tus dientes, así como con su forma, alineación o tamaño, a través de las carillas dentales podrás modificar completamente la estética de tus dientes, disfrutando de una sonrisa mucho más agradable.

  • Reduce el consumo de ciertos alimentos:

Como ya te hemos contado, existen ciertos alimentos que pueden modificar el color de tus dientes y que deberías evitar, o reducir su consumo. De lo contrario, trata de cepillarte los dientes tras su consumo.

  • Visita a tu dentista:

Visitar periódicamente a tu dentista es clave, ya que de esta forma podrá identificar cualquier problema que pudiera afectar a la tonalidad de tus dientes. Desde TUCES recomendamos acudir al dentista cada seis meses, aunque este periodo variará en función de cada paciente.

Conclusión

Si notas que tus dientes están más amarillos de lo habitual y no logras ponerle solución por ti mismo, pide cita en nuestra clínica y un profesional se encargará de llevar a cabo el tratamiento más adecuado para ti, permitiéndote lucir unos dientes blancos y sanos.

Quiero mi revisión

Solicita una

Revisión dental

GRATUITA

¡Quiero mi revisión!