oralb.jpg
oralb.jpg
Las etapas básicas de un tratamiento de ortodoncia profesional

Muchas personas apuestan por someterse a un tratamiento de ortodoncia con el objetivo de alinear sus dientes, solucionar problemas de mordida y lucir una bonita sonrisa, mostrándose como el tratamiento de odontología estética por excelencia.

Garantizando excelentes resultados, una de las principales cuestiones que hace dudar a aquellas personas que están valorando la posibilidad de recibir ortodoncia es el tiempo de duración del tratamiento.

La ortodoncia es un tratamiento de odontología que se centra en corregir la mala posición de los dientes, problemas de mordida y posibles alteraciones en la boca y en la mandíbula.

Conscientes de ello, desde nuestra clínica dental en Tarragona hemos querido preparar un post en el que te vamos a mostrar las etapas básicas de un tratamiento de ortodoncia profesional, para que así puedas hacerte una idea del tiempo que precisará el tratamiento para conseguir los resultados esperados.

¿Cuántas etapas tiene un tratamiento profesional de ortodoncia?

Etapas tratamiento ortodoncia

Todo tratamiento de ortodoncia consta de una serie de etapas que se inician en el momento en que acudes a la consulta del dentista, y terminan hasta que se soluciona el problema y se retira el aparato.

La ortodoncia se basa en un proceso mediante el cual se produce un movimiento de los dientes para tratar de alinearlos correctamente, y así mejorar la estética, la función y la masticación.

Normalmente el proceso de ortodoncia consta de 6 etapas, y suele tener una duración de entre 18 y 24 meses, aunque podría variar en función de las necesidades de cada paciente, de los objetivos que pretenda conseguir, de la posición natural de los dientes o de la edad, entre otros factores.

La duración del tratamiento de ortodoncia variará en función de cada las necesidades y particularidades de cada paciente.

Fase de estudio

El proceso comienza con la fase de estudio de ortodoncia, mediante el cual se obtiene un diagnóstico que posteriormente permite comenzar con el tratamiento. Habrá que evaluar los problemas bucales que pueda presentar el paciente, y para ello los siguientes puntos son indispensables:

  • Radiografías
  • Modelos de estudio
  • Fotografías intraorales y extra orales

Con los modelos de estudio se obtiene una réplica exacta de la boca, que permite al ortodoncista identificar todo lo necesario para establecer un diagnóstico completo y de calidad.

Una vez realizado esto, se elige el tratamiento adecuado para el paciente (aparatología removible, sistema Damon u ortodoncia Invisalign) y se coloca la aparatologíastrong>. A partir de este momento comenzará el movimiento de los dientes.

Alineación y nivelación de las piezas

Alineación y nivelación de las piezas

En la fase dos se proceden a la alineación y nivelación de las piezas, tratando de solucionar problemas como el apiñamiento dental o alguna posible discrepancia verticalstrong>, aplicando fuerzas ligeras para tratar de conseguir los mejores resultados.

El apiñamiento dental se centra en tener los dientes amontonados, girados o mal colocados. Esto se debe a que existe falta de espacio en el hueso maxilar.

Esta fase suele abarcar entre los seis y ocho primeros meses del tratamiento, y se muestra como una de las más gratificantes para los pacientes, ya que una vez finalizada los dientes estarán alineados y las arcadas niveladas, pudiendo hacerse una idea de cómo será su sonrisa final.

Corrección de la mordida y los molares

Una vez niveladas las arcadas se procede a corregir los problemas de mordida, y en la mayoría de casos, también a encajar los molares correctamente, ya que normalmente no encajan bien tras producirse el movimiento en la fase anterior.

Esta etapa se caracteriza por la utilización de gomas elásticas, que ejercen presión entre las piezas para tratar de colocarlas lo antes posible.

Cierre de diastemas

Cierre diastemas

En la cuarta etapa, una vez todo alineado y perfectamente colocado, se cierran los diastemas, que son aquellas separaciones o espacios que existen entre las piezas dentales. Para cerrar los espacios se acercan los dientes para que queden perfectamente juntos.

Acabado y personalización

En la quinta etapa los dientes deberán estar perfectamente alineados, los diastemas cerrados y los problemas de mordida solucionados, pasando al acabado y terminación del tratamiento de manera personalizada para cada paciente.

Cada boca presenta una serie de particularidades que la hacen única, y se deben realizar una serie de ajustes de perfeccionamiento que permitan disfrutar de los mejores resultados:

    • Asentamiento final
    • Ajuste de posiciones dentales individuales
    • Igualar raíces y comprobar que queden paralelas
    • Corrección de posibles discrepancias de línea media

Retirada de aparatología y colocación de retenedores

Retirada de aparatología y colocación de retenedores

Si el especialista considera que se han cumplido todos los objetivos del tratamiento, se procederá a la retirada del aparato y a instalar los retenedores.

Los retenedores desempeñan un papel fundamental dentro del tratamiento, encargándose de mantener los dientes bien alineados y evitar que vuelvan a su posición pre-tratamiento. Existen dos posibilidades a la hora de colocar unos retenedores fijos y removibles:

Si no se utilizan retenedores los dientes se moverán con total seguridad, ya que todavía no se ha estabilizado ni consolidado por completo su nueva posición.

Retenedores fijos

Los retenedores fijos se basan en la colocación de un alambre metálico muy fino, cementado a la zona interior de los dientes incisivos y caninos, tanto superiores como inferiores. Pasan desapercibidos a la vista, por lo que resultan más estéticos y menos intrusivos, pero también más complicados de limpiar.

Retedores removibles

Los retenedores removibles pueden ser de plástico, o de una combinación de plástico y metal. Se retiran al comer, así como al lavarse los dientes o al practicar ejercicio. Muy efectivos, su principal ventaja es que resultan muy fáciles de limpiar y mantener. Se utilizan a tiempo completo entre los tres y seis meses posteriores al tratamiento, pasando después a llevarlos únicamente por las noches.

Si estás valorando la posibilidad de someterte a un tratamiento de ortodoncia, no dudes acudir a TUCES, tu clínica dental de confianza en Tarragona. Nuestro equipo de profesionales estará encantado de atenderte en todo lo que necesites, garantizando un trato cercano y de confianza. Te esperamos.

Quiero mi revisión

Solicita una

Revisión dental

GRATUITA

¡Quiero mi revisión!