Niña realizandose una limpieza bucal en un dentista en Tarragona

La limpieza de boca, conocida también como profilaxis dental, es el tratamiento preventivo por excelencia, cuyo principal objetivo es mantener una buena salud bucodental e identificar cualquier problema o complicación que pudiera aparecer.
Con una limpieza de boca profesional se consigue eliminar todas las manchas, el sarro y la placa bacteriana acumulada en los dientes y encías. Porque por muy buena que sea nuestra rutina de higiene bucodental, hay partes de la boca a las que no podemos llegar, necesitando una limpieza profesional para poder disfrutar de una bonita y saludables sonrisa.

Fundamental para disfrutar de una buena salud bucodental, la limpieza bucal es un tratamiento indoloro y mínimamente invasivo, que se realiza con un aparato de ultrasonidos y tiene una duración aproximada de treinta minutos, aunque el tiempo podría variar en función de cada paciente. Para finalizar la limpieza se utiliza una pasta de profilaxis para eliminar las posibles manchas producidas por la alimentación o el tabaco

Con la limpieza dental los profesionales podrán identificar cualquier anomalía que pudiera existir en la boca del paciente, poniéndole solución cuanto antes.

Hasta aquí todo claro, pero, ¿cada cuánto deberías hacerte una limpieza de boca para mantener tu salud bucodental en las mejores condiciones? Te lo contamos a continuación.

Limpieza de boca: una vez al año, como mínimo

Limpieza de boca

La mayoría de pacientes son conscientes de la importancia de realizarse una limpieza de boca para eliminar la placa bacteriana acumulada entre los dientes y encías, pero en cambio no tienen claro cada cuánto tiempo deberían acudir al dentista para realizarse una limpieza bucal profesional.

Aunque el tiempo dependerá de las necesidades de cada paciente, lo ideal es realizarse una limpieza de boca profesional una vez al año, como mínimo.

Será el odontólogo el que tras observar la evolución del paciente tras la primera limpieza, el que deberá evaluar cada cuánto habrá que realizarse una limpieza de boca.

Esto si hablamos de condiciones normales, ya que aquellos pacientes que sufren gingivitis o enfermedades de las encías deberían realizarse una limpieza bucal cada 3/6 meses, ya que en estos casos hay que extremar las precauciones para evitar la excesiva acumulación de sarro y placa bacteriana, que es la principal causa de problemas como la inflamación y el sangrado de las encías.

Además, el sarro y la placa bacteriana también son causantes de otras dolencias como la aparición de caries, el mal aliento o la sensibilidad dental.

El fin de las vacaciones, puede ser un buen momento para acudir a la consulta de tu dentista y realizarte una limpieza de boca, poniendo tu salud bucodental a punto para la vuelta a la rutina.

¿Qué pacientes son los que más necesitan una limpieza de boca?

Niña en una intervencion de limpieza de boca

Son muchos los pacientes que precisan de al menos dos limpiezas de boca al año, o incluso más:

  • Personas que consumen alimentos y bebidas azucaradas a diario.
  • Personas que ingieren medicamentos que resecan la boca, debido a que la escasez de saliva promueve la proliferación de las bacterias que dañan las encías, dientes y huesos de la mandíbula.
  • Personas de mediana edad en adelante.
  • Personas con poco espacio en la boca o apiñamiento, que tienen más complicaciones para poder llevar a cabo una limpieza a fondo.

A partir de los dieciocho meses sin realizarse una limpieza dental aumenta el riesgo de pérdida ósea y de padecer enfermedades de las encías.

Limpieza bucal por dentistas profesionales

Partiendo de la base de que hay zonas en la boca de difícil acceso a través de la rutina de higiene diaria, a las que únicamente se puede llegar a través del instrumental específico, es fundamental que la limpieza dental la realice un especialista profesional indicado para ello. De lo contrario no solo corremos el riesgo de no eliminar toda la suciedad acumulada, sino también de que el tratamiento derive en otros problemas de salud bucodental.

La limpieza de boca profesional se lleva a cabo mediante un instrumental de ultrasonidos, que permite la eliminación de depósitos de sarro en la boca del paciente.

Si se realiza correctamente, aunque la limpieza podría provocar alguna molestia o sensibilidad, se trata de un tratamiento indoloro que no precisa de anestesia. Y al contrario de lo que muchos pacientes piensan, las limpieza bucal no es dañina para los dientes, ya que permite eliminar la acumulación de sarro sin afectar al diente.

Eso sí, en algunos casos es posible notar una mayor sensibilidad en las encías durante los días posteriores al tratamiento. De cualquier forma, esto es totalmente normal y no afectará en ningún caso a la hora de comer o beber.

Riesgo de no hacerse limpiezas de boca

Si no te realizas una limpieza de boca cuando es necesario, corres el riesgo de padecer los peligros de la acumulación de sarro, como la inflamación y el sangrado de las encías, que si no se solucionan, podrían acabar en gingivitis o enfermedad periodontal. El sarro además está directamente asociado a un mayor riesgo de pérdida de piezas dentales.

A esto hay que sumarle los problemas estéticos que provoca la acumulación de sarro en tus dientes y encías.

Conclusión

Es fundamental acudir al dentista al menos una vez al año para que realice una revisión y lleve a cabo una limpieza de boca. Tras ella, será el especialista el que deberá establecer el tiempo para realizarse una limpieza de nuevo, en función de las necesidades de cada paciente.

Quiero mi revisión

Solicita una

Revisión dental

GRATUITA

¡Quiero mi revisión!